top of page
  • Foto del escritorJoselyn Silva

Cierres e inicios


Con frío y la protección de nuestro señor Quetzalpollo (y ojos de avellana)

¡Albricias! Aún no muero.


Apenas me di cuenta de que en diciembre no subí nada. Ya me preciaba de haber sacado al menos una entrada por mes, pero me faltó esa, ja.

Pasaron cosas buenas y también malas; nuevas ausencias, noticias no muy agradables, pero también reencuentros (aunque fueran de forma digital) y cosas que por fin sanaron.

Por primera vez en unos seis años al ir con la reumatóloga y el algólogo (¡saludos! ¡Les quiero!) NO HUBO DOLOR. *gritos de sorpresa*



Por primera vez en la revisión de reuma la doctora presionó las articulaciones y ninguna dolió. NINGUNA. Tampoco ningún movimiento, NADA. Y cuando el algólogo revisó con el ultrasonido, no había nada inflamado. Tanto que me dio luz verde para volver a hacer ejercicio y entrenar (aunque gracias a Ómicron no he podido ir al gym...).


La alegría y la calma que sentí son indescriptibles. Por primera vez en años pude decir que estaba BIEN; y aún más, estaba EXCELENTE.

Claro, sigo con mis tratamientos y el parche de buprenorfina tiene mucho que ver con el control del dolor, pero tiempo antes aún con el parche había días en que el dolor me tiraba y volvía a ser una plasta de carne y cobijas.

Hoy el dolor regresó pero por motivos distintos. He tenido que hacer más actividad, modificar mis horarios y hacer cosas que no hacía. Es natural que el cuerpo proteste, pero ya hay una razón externa para el dolor; no es nada más porque sí, porque mi sistema inmune dijo «ah, estos son enemigos, los atacaré» pese a ser mi mismo cuerpo.

Como alguna vez nos dijo mi reumatóloga, todo suma. Sigo mis tratamientos como deben ser, me alimento bien (Go vegan!), he ido mejorando mi higiene del sueño, hago uso de complementos como el factor de transferencia (Transferón, el del IPN; no acepten imitaciones), cuido mi salud mental y emocional, he retomado actividades que me son placenteras, me he fijado nuevas metas... entre otras cosas. Lo que me falla luego es el ejercicio, pero soy consciente de que lo tengo que mejorar.


Ojo, que no se entienda que solo con buena voluntad y ánimo se logran las cosas. El éxito en la estabilidad de la salud es un cúmulo de mil elementos, aunque ciertamente el enfrentar los bajones con inteligencia emocional ayuda bastante. Si está en sus posibilidades, anímense a empezar o seguir un proceso terapéutico. En lo particular me ha funcionado muy bien que mi terapeuta es psiquiatra + terapeuta TREC (Racional Emotivo Conductual), pero a otrxs tal vez les sirva más Gestalt, psicoanálisis, humanista u otra. (Eso sí, aléjense de coaches que no tengan una preparación en psicología (licenciatura) y posgrado. La salud mental nunca debe ponerse en manos de charlatanes que con cursos de algunos meses creen que ya pueden trabajar).


Han influido, claro, mis redes de apoyo, como apunté en otra entrada. Aun sin dolor el cuerpo no jala al 100% y hay días en que no me da ni para contestar mensajes; me es sumamente agotador. Muchas personas lo han entendido y si bien antes me armaban dramas («ya no me quieres», «ya no te importo», «me tienes en el olvido» and so on...), hoy comprenden que no es porque no quiera contestarles, sino porque mis neuronas están como aquel episodio de Bob Esponja donde todo se incendia. Como me dice mi BFF, les basta con que dé señales de vida ocasionalmente.


Creo que de a poco estoy recuperando mi vida y es fantástico. Incluso mentalmente mi «chip» es distinto. Al platicar con amigos de la familia, mi padre les decía a los chicos, de más o menos mi edad, que se esforzaran en sus carreras, que buscaran crecer, hacer un posgrado y etcétera. Añadió un «ella ya no pudo», refiriéndose a mí, ante lo cual solté un «pero voy a poder». Ni siquiera lo pensé; fue en automático. Creo que algo dentro de mí (¿subconsciente?) por fin decidió decir «basta» y volver al camino que había trazado un día. Obviamente no será igual que aquél, pero ya es tanta mi mejoría que pienso en poder hacer mi posgrado. (Así cumpliré lo que le dije un día a Leo y por fin tendrá razón al llamarme «doctora», además de «capitán»).


Un día dije que no iba a llegar a los 40 años. Hoy digo que voy a vivir los años que pueda con dignidad, cuidándome y haciendo lo que esté en mis manos para tener calidad de vida. O como decía el buen Lemmy Kilmister (\../,), «Born to lose, live to win» («Nací para perder, vivo para ganar»). Aunque es cierto que un gustito cada tanto no mata. Equilibrar el pensar en el futuro con el «carpe diem», vivir ahora, como canta Mägo de Oz:


«Oh, si tu vida es tranquila

Ahora ten tequila y nadarás en la verdad

Oh, si sigues mi consejo

No llegarás a viejo, pero te divertirás

[...] Oh, te tengo que insistir

Amigo mío, aún tequila mucho por vivir»


(«Tequila tanto por vivir»)


Además alguien tiene que darle lata a mi nena, a Batman, a Brutus, a mi Onne, a Jerry y a muchxs más. (Aunque me bulleen cada tanto. ¡Que no soy mono! ¡Ni tampoco una cacatúa!).

Así pues, empiezo este año con buena actitud, echándole ovarios, aferrándome a la vida y diciéndole a la muerte «Not yet», «Todavía no». Empiezo escribiendo, repitiéndome un «Sí puedo» (y creyéndomelo), con nuevos planes y metas, escuchando música, cantando, abrazando a Zuri y al Zack (¡ya se deja unos segundos!) y sobre todo, viéndome al espejo y repitiéndome que soy una chingona. Como me aconsejó David Yost, me sostengo de las tres palabras que elijo que me definan; nadie me las puede quitar, ni siquiera la enfermedad o la muerte.

Hay Jos para rato, compas. Agárrense porque voy derecho y no me quito. Les quiero y les mando abrazos desinfectados.

Jos



[Wix está siendo un reverendo caos y no me permite ajustar varias cosas, entre ellas los comentarios —que usualmente desactivo en lo que encuentro el widget que necesito—, por lo que estas entradas las he estado haciendo desde la app para celular. Por favor de momento no hagan ningún registro ni realicen comentarios; no sé cómo fluya esta cosa. Si desean comunicarse conmigo pueden usar la pestaña de «Contacto» o bien por medio de Instagram (que es la red que tengo más activa porque eso también ha sido un caos) en @josdarkdragon. ¡Gracias!].


74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page